Israel redujo el viernes a 50 de 60 la edad mínima de elegibilidad para una inyección de refuerzo de la vacuna COVID-19 y también se la ofrecerá a los trabajadores de la salud, con la esperanza de detener un aumento en las infecciones de la variante Delta.

El director general del Ministerio de Salud de Israel, Nachman Ash, aceptó una recomendación el jueves por la noche de un panel asesor de expertos para ampliar la elegibilidad de la tercera inyección de la vacuna Pfizer -BioNTech.

Los elegibles serán "personas mayores de 50 años, trabajadores de la salud, personas con factores de riesgo severos para el coronavirus, prisioneros y guardias", dijo el Ministerio de Salud en un comunicado.

Después de una exitosa campaña de vacunación lanzada a fines de 2020 en la que alrededor del 60% de la población recibió dos inyecciones de la vacuna Pfizer, los nuevos casos diarios cayeron de más de 10,000 en enero a un solo dígito en junio.

Pero con la propagación de la variante Delta en todo el mundo, las nuevas infecciones han aumentado en Israel, llegando a 5.946 el lunes, y las enfermedades graves también han aumentado.

Los israelíes de 60 años o más comenzaron a recibir el refuerzo hace dos semanas, antes de cualquier aprobación de la tercera dosis por parte de la Administración de Drogas y Alimentos de los Estados Unidos (FDA). La FDA autorizó el jueves dosis de refuerzo para personas con sistemas inmunológicos comprometidos. 

Más de 700,000 personas mayores en Israel han recibido su tercera vacuna, y los principales proveedores de salud de Israel comenzaron el viernes a programar citas para personas en el grupo de edad de 50 a 59 años.

Una encuesta inicial ha demostrado que la mayoría de las personas que recibieron una tercera dosis de vacuna sintieron efectos secundarios similares o menos que después de recibir la segunda inyección. 

 

Reuters